Inicio » World » Un reinado que sobrevivió a múltiples escándalos
Trending World

Un reinado que sobrevivió a múltiples escándalos

En siete décadas la reina Isabel II enfrentó momentos álgidos que sorteó por su serenidad y firmeza.

Entre éstos destacan acusaciones de racismo, divorcios, el polémico matrimonio de su primogénito con Camila Parker y la muerte de la princesa Diana, el que más reflectores atrajo, por el cariño hacia la princesa, y que la obligó a actuar fuera de protocolo en 1997.

Pese a las críticas y acusaciones tras la muerte de Lady Di, la monarca no se pronunció sobre el tema, generando el repudio de la sociedad mientras vacacionaba en Escocia.

Días después, tras la presión social y una advertencia del entonces primer ministro Tony Blair, Isabel II transmitió un mensaje al pueblo y externó su luto al honrarla con las banderas a media asta en Buckingham, lo más cercano a un funeral de Estado para la madre de los príncipes Guillermo y Enrique.

Ese polémico hecho es visto como el día en que la reina salvó a la Corona británica, pues el enojo desatado por su indiferencia provocó que la mayoría de la población exigiera su renuncia al trono, debido al carisma de Lady Di. Al respecto, se reveló que Blair fue el artífice de ese gesto, pues aseveró en una conversación telefónica que sus actos habían “dañado la monarquía”, más que cualquier otro incidente.

Por ello toda, la polémica que envolvió a la Corona desde el divorcio de Diana y Carlos hasta el accidente en el que falleció la “princesa de corazones” y posteriores investigaciones es recordado como uno de los más difíciles, pero ella supo “adaptarse a los tiempos, cambiar, aceptar la crítica y reforma la monarquía y hacerla más responsable”, precisó el académico Daniel Muñoz a La Razón, al resaltar su fortaleza, clave que la llevó de una época ultraconservadora a una más liberal.

Mientras que la docente Ana Luisa Trujillo resaltó su templanza, que dejó sello en la casa real, con un aprendizaje en el manejo de crisis, como vigilante del comportamiento de los integrantes de la familia real.

Y puso como ejemplo la situación de Andrés, quien este año aceptó un trato para evitar la cárcel por de agresión sexual. La reina evitó las críticas y cortó de tajo lazos de su hijo con la corona al arrebatarle sus títulos por una polémica que lo vinculó con el pedófilo Jeffrey Epstein.

Por esos hechos, el duque de York no fue invitado al jubileo de la reina y seguramente en los funerales no estará entre los reflectores de la familia, como Carlos y Guillermo.

Y destaca que antes de este escándalo vivió otro por el divorcio de Sarah Ferguson, quien fue captada por la prensa sensacionalista en situaciones comprometedoras con su asesor y a quien la corona le quitó fondos, por una deuda millonaria.

En el tema de los divorcios ése no fue el único, pues el primero fue el de Margarita luego de un cuestionado matrimonio, que el Consejo de Ministros rechazaba; esa negativa no impidió que su hermana “rebelde” se casara con un hombre divorciado y mayor, hecho que ocurrió en los 60, pero que terminó con un divorcio que finalmente abrió el camino para más separaciones.

En los últimos años la monarquía reaccionó brevemente a las acusaciones de actos de discriminación racial, por la acusación de Meghan Markle, esposa de Enrique y también divrociada, por especulaciones en torno al tono de piel de Archie. En una entrevista con Oprah Winfrey la pareja hizo pública la polémica racial por dichos antes de que naciera el bebé, debido a que la madre de Meghan es de raza negra, lo que avivó las críticas contra un sistema que nuevas generaciones ven obsoleto.

Fuente: razon.com.mx

Carlos Insurance Services

ADS

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: