Inicio » World » Muere Gorbachov, último líder de la URSS y gran reformador
World

Muere Gorbachov, último líder de la URSS y gran reformador

El último líder y quien disolvió la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS) sin proponérselo, Mijaíl Gorbachov, murió en Moscú, tras una prolongada enfermedad, mientras dos de los territorios que formaron ese bloque suman 188 días en guerra.

La noticia del deceso del originario de Stavropol a los 91 años, a tres décadas de dejar el cargo, fue confirmada por agencias rusas, que revelaron que falleció en el Hospital Clínico Central de la capital rusa, donde era tratado, sin revelar las causas ni la enfermedad que padecía.

El descendiente de rusos y ucranianos es recordado por el intento de modernizar la región y como el artífice del fin de la Guerra Fría, disputa con Occidente.

Al respecto, el internacionalista Genaro Beristáin aseveró a La Razón que en su legado también se le atribuye la caída de la Unión Soviética en 1991, tras seis años en el poder, lo que puso fin al Siglo XX.

Explicó que, pese a los cambios que intentó aplicar, “la historia no lo esperó y sufrió un golpe de Estado”, luego de un deterioro y signos evidentes de cansancio en el bloque que terminó por fragmentarse en 15 territorios, como Ucrania, Rusia, Georgia y Moldavia, entre otros.

Al evaluar la gestión de Gorbachov, el académico de la UNAM detalló que fue la misma rigidez de la URSS la que derivó en su caída, pues “desgastó muchísimas estructuras hasta que viene el estallido de Chernobyl (en 1986), que terminó por agotar los recursos, la capacidad y logística de la Unión Soviética, hasta colapsar”.

Beristáin agregó que el plan del también exlíder del Partido Comunista fue renovar el bloque con políticas como la Perestroika (reconstrucción, según la traducción del ruso) y Glásnost, que combina la transparencia y la libertad de expresión; no obstante, la región no soportó lo que el ganador del Premio Nobel de la Paz (1990) planeaba, y ese paquete de reformas “cobró vida propia” y condujo al colapso, pues la historia siguió su ritmo.

Ante el actual escenario mundial, el analista indicó que la guerra con Ucrania podría tener sus bases en la desintegración de la década de los 90, debido a que aún hay visiones que buscan recuperar territorios, lo que recuerda la anexión de Crimea en 2014, pues no siempre fue de Ucrania, y Rusia temía que ese gobierno les intentara arrebatar la mayor base militar, ubicada en Sebastopol.

Para el académico la muerte de Gorbachov trae nostalgia a Rusia y países que formaron parte de la URSS, principalmente en las generaciones de más de 50 años, que añoran volver al escenario de grandeza; mientras que los jóvenes, que nacieron en la modernidad heredada por Gorbachov, consideran un retroceso volver a un panorama como la URSS, pues no tienen claro su significado.

Asimismo, dijo que, aunque hubo diferencias entre Gorbachov y Putin, pues el exlíder soviético llamó desde 2015 a terminar con su era para dar paso a otros liderazgos, también había similitudes por su visión sobre la región y habría actuado de manera similar contra Occidente.

Comentó que la postura de Mijaíl, quien estuvo alejado de la política en los últimos años, contra los intentos expansionistas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) pudo ser muy parecida, pues Estados Unidos y gobiernos europeos incumplieron su palabra tras el fin de la Guerra Fría —que ha sido comparada con la invasión—, pues se comprometieron a evitar el crecimiento de esta alianza estratégica y hoy por hoy promueven nuevas adhesiones, como las que demandan Finlandia y Ucrania, que amenazan las fronteras de Rusia.

Horas después del deceso, Putin externó sus condolencias a la familia del político y su vocero, Dmitri Peskov, confirmó que enviará una carta para expresar su sentir sobre la partida del líder reconocido en la escena internacional.

En tanto, algunos dirigentes destacaron su liderazgo y el cambio que generó en el mundo, producto del derribo de la llamada Cortina de Hierro.

El mandatario francés, Emmanuel Macron, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, resaltaron que era un hombre de paz, lo que pareció una crítica a Putin. El primero destacó su compromiso por la paz en la región, mientras que la representante europea lo calificó como el dirigente “que abrió el camino para una Europa libre”.

Por separado, el primer ministro británico, Boris Johnson, resaltó su coraje para acabar con la Guerra Fría, un signo que se requiere ante un nuevo conflicto.

Fuente: razon.com.mx

Carlos Insurance Services

ADS

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: