Inicio » USA » Ian arranca casas y muelles; prevén daños “históricos”
USA

Ian arranca casas y muelles; prevén daños “históricos”

El huracán Ian, que se degradó a tormenta y en unas horas recuperó fuerza de categoría 1, mantiene su paso devastador por las costas de Estados Unidos, y pese a que los daños surgen a cuentagotas, prevén que sea uno de los ciclones más mortíferos.

Un día después de arrasar con grandes regiones de Florida, con nivel 4, el presidente, Joe Biden, reconoció que las situación es muy compleja, pues aunque el ciclón no llegó al umbral máximo sí causó graves daños y en conferencia desde la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) advirtió que los informes apuntan a “pérdidas sustanciales” y algunos sobrevivientes relatan la pesadilla vivida.

Mientas que el gobernador de Florida, Ron DeSantis, reiteró que el daño es “histórico” y tardará años la recuperación y reconstrucción reflejada en fotografías de embarcaciones arrastradas lejos de la costa, el muelle de Naples convertido en escombros y un puente severamente destruido, así como viviendas de las que sólo quedaron los cimientos y huellas de donde alguna vez estuvieron, ríos desbordados y árboles incrustados en inmuebles por las ráfagas que oscilaron entre 100 y 250 kilómetros por horas.

El republicano y quien ha chocado con Biden reveló que hubo dos decesos, aunque al parecer sólo uno estaría ligado a la destrucción del fenómeno luego de desaparecer entre las ráfagas que, dijo, pueden ser las peores en 500 años, hecho que recuerda al impacto desastres por el calentamiento global.

Al respecto, algunos medios señalan las cifras parciales alcanzarían hasta una decena de defunciones, según datos dispersos de los condados como en Sarasota, pero la incertidumbre persiste, pues no hubo un saldo oficial.

Asimismo, el mandatario estatal resaltó que tras las primeras horas de ayuda ya se rescató con vida a 700 residentes en más de 60 operativos en varios puntos como Fort Myers, mientras sigue el recuento de daños, pues el huracán atravesó la península, pero varias víctimas fueron trasladas a refugios y piden a otras aguardar por la ayuda, pues hay regiones incomunicadas por la falta de energía y obstáculos en carreteras, pues éstas colapsaron y quedaron bajo el agua; además reciben miles de llamadas al 911.

Y en sólo dos días de daños del lado del Golfo se acumulan reportes de afectaciones como la falla energética que se extendió en 2.6 millones de hogares, según el recuento del sitio Power Outage. Aunque una actualización de anoche indicó que 300 mil clientes recuperaron el suministro, lo que representa poco más de 10 por ciento de los afectados, mientras los gobiernos federal y estatal suman todos los esfuerzos para recuperar la energía, principalmente en zonas críticas como hospitales, y distribuir toda la ayuda posible para rescatar a los cientos que siguen atrapados en casas inundadas.

Al respecto, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y quien acompañó a Biden, confirmó la declaratoria de emergencia y reiteró que la Guardia Costera ya desplegó a sus equipos para una respuesta inmediata.

Y adelantó que elementos de emergencias adicionales se abren paso con lanchas para adentrarse hasta el último rincón y dar con las personas afectadas. De ello quedó registro, pues de inmediato circularon imágenes de personas sacadas de viviendas, algunas a bordo de lanchas y otros recursos, así como ciudadanos ayudándose entre sí, como en Bonita Springs donde residentes se unieron y se abrieron espacio entre las inundaciones para rescatar a un anciano que quedó atrapado en su vehículo.

Al resurgir nuevamente como huracán, Ian se enfiló hacia Carolina del Sur en donde ya alertan a la población para evacuar, pues prevén que hoy alcance las costas con vientos de 120 kilómetros por horas, por lo que pronostican marejadas de hasta 2.1 metros, ligeramente menores que las causadas en Florida.

Y el gobernador, Henry McMaster, llamó a la población a ver como ejemplo el daño en Florida, pues están a tiempo de evacuar y tomar precauciones, en vez de quedarse en casa, debido al grave riesgo que representa Ian. Y dijo que sin importar si toca tierra como tormenta o huracán deben estar preparados para lo peor.

Además, no descartan que hoy mismo alcance las costas de Carolina del Norte por lo que se extendió la alerta hasta la región de Cape Fear.

Fuente: razon.com.mx

Carlos Insurance Services

ADS

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: