Inicio » Sports » El Real Madrid golea y confirma el descenso del Levante
Sports

El Real Madrid golea y confirma el descenso del Levante

Una exhibición de fútbol y de poderío ofensivo de un Real Madrid que recupera sensaciones de cara a la final de la Liga de Campeones, sentenció el descenso del Levante a LaLiga SmartBank cinco años después, en un duelo repleto de agonía ante el vendaval del campeón, el día que Vinícius firmó su primer triplete y Benzema se convirtió en el segundo máximo goleador de la historia del club blanco.

El duelo presentaba la angustia de la supervivencia de un Levante que reaccionó tarde en su temporada, contra la búsqueda de tensión de un Real Madrid que no se puede dejar llevar o le pasará factura ante el Liverpool. Tras la concesión del Metropolitano recuperó una identidad demoledora. Enterró cualquier atisbo de esperanza levantinista en un primer acto primoroso. Al ritmo de Luka Modric, que repartió tres asistencias e interpretó el fútbol con una maestría que nunca caducará. Por muchos años que cumpla.

Y eso que Alessio Lisci se quiso proteger de inicio. Con tres centrales y defensa de cinco ante un Real Madrid liberado, con Carlo Ancelotti recuperando el tridente que se ganó ser titular en el final de campaña. Benzema, 44 goles en 44 partidos; el Rodrygo más goleador con siete goles en ocho partidos; y un Vinícicus que necesitaba reencontrarse con el gol.

De los intentos de mostrar orgullo de José Luis Morales en el arranque, el último acto de fe de un jugador que hizo todo por salvar a su equipo de caer al infierno, se pasó en segundos a un ataque desatado madridista imposible de frenar. El tiempo que tardó en aparecer Modric y comenzar a inventar. Recorte de tacón y pase al espacio a la carrera de Mendy, con todo el carril libre y tiempo para pensar antes de elegir el disparo castigando el espacio cedido por Cárdenas.

Fue el único error grave de un portero que se llevó seis y fue el mejor de su equipo. Recibió hasta 16 remates a puerta. Se topó con jugadores con hambre de gol. Siempre referencia Benzema, que ya pudo sentenciar el duelo al cuarto de hora con un derechazo ajustado antes de que Fede Valverde se estrellase la primera de las dos ocasiones con el poste.

El Real Madrid era pura armonía. El Levante corría tras sombras, sin capacidad de respuesta. Y menos cuando Vinícius aumentaba la velocidad de la jugada. Con una delicatessen dejaba en bandeja el doblete a Mendy, que evitó Cárdenas. Nada pudo hacer cuando reapareció la conexión de oro de LaLiga y el brasileño puso en bandeja el tanto a Benzema, en boca de gol, para igualar con su testarazo los 323 tantos de la leyenda Raúl.

El descenso ya era una realidad y al Levante le restaban 70 minutos agónicos, tiempo suficiente para que pasasen por la cabeza de sus jugadores todos los errores cometidos en la temporada y les afectase en el partido. Son pudo devolver un atisbo de esperanza con un disparo ajustado al poste tras un desajuste defensivo madridista. Fue un espejismo.

En fase ofensiva no le costaba nada al equipo de Ancelotti crear acciones de mucho peligro con una precisión de cirujano. Cárdenas contra todos. Respondiendo a un disparo de Vini, desviando lo justo el latigazo de Valverde que repelió el travesaño, pero fusilado por Rodrygo tras lanzar amagues a rivales y conectar, como no, con Modric.

El plan de Lisci había fracasado y reaccionaba con un doble cambio que nada aportó. La renuncia a la defensa poblada. La entrada de Campaña y Bardhi buscando el fútbol que le atropelló. Lo impuso Modric que dejaba su tercera asistencia para el tanto de Vinícius al borde del descanso con el que enterraba una sequía que se acercaba a dos meses.

No restaba historia para una segunda mitad que no se habría disputado si hubiesen podido elegir los jugadores levantinistas. El Real Madrid levantó el pie del acelerados, Ancelotti realizó muchos cambios dando minutos a los menos habituales y, aun así, acabó marcando seis porque Vinícius se empeñó en marcar su primer triplete en una temporada que confirma su evolución ante el gol.

Bailó Karim, antes de ser sustituido, en un mano a mano, pegado al balón para devolver al pase de gol a Vini y aumentar a 19 los tantos fabricados entre ambos. Y a siete del final cerró su gran noche recortando con la derecha y definiendo con la izquierda. Ya no sentía nada el Levante, hundido en su realidad tras consumarse el temido descenso.
Fuente: laprensagrafica.com

Carlos Insurance Services

ADS

A %d blogueros les gusta esto: