Inicio » Health » ¿El covid del 2019 es el mismo que del 2022?
Health

¿El covid del 2019 es el mismo que del 2022?

El virus del covid-19 que apareció en Wuhan, China, en diciembre del 2019, es diferente al que hoy circula entre la población y el cual es responsable del nuevo repunte de contagios en el mundo. Guatemala reporta un promedio de 4 mil 450 casos en lo que va de julio, con días en que se roza los 7 mil infectados.

Las responsables de dicho incremento son las subvariantes de ómicron: BA.4 y BA.5, que surgieron de las constantes mutaciones que ha tenido el SARS-CoV-2 en 32 meses, desde que se detectó el primer caso. El Laboratorio Nacional de Salud alertó de su presencia en el país el pasado 29 de junio.

A lo largo de este tiempo han aparecido distintas variantes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) para clasificarlas etiquetó como de “preocupación” a aquellas que son más infecciosas, que ocasionan casos más graves de la enfermedad, que reducen la eficacia de los tratamientos o la vacunación y que esquivan los anticuerpos generados por infección anterior o por la vacuna.

 

En Guatemala se han identificado la alfa, beta, gamma, delta y ómicron, que han causado olas masivas de contagios en todo el mundo. Algunas variantes mutan levemente, generando subvariantes, como el caso de ómicron, que dio origen a cinco versiones, la BA.1, BA.2, BA.2.12.1 y, las dos más recientes, BA.4 y BA.5, todas detectadas en el país, según Óscar Conde, jefe del Laboratorio Nacional de Salud.

Las dos últimas se propagan mucho más rápido que las otras subvariantes de ómicron. Se cree que provocan enfermedad leve y no son tan letales como otras variantes del coronavirus, pero su rápida capacidad para infectar podría alcanzar y afectar a las poblaciones más vulnerables, como las que no tienen esquema completo ni refuerzos de la vacuna contra el covid-19, también están más expuestos quienes padecen comorbilidades o presentan factores de riesgo.

La escalada de contagios que se han registrado en Guatemala y el mundo coinciden con el ingreso de nuevas variantes, el pico del año pasado causado por delta se mantuvo por varios meses. Édgar Choché, jefe de la unidad de intensivo del Hospital Temporal del Parque de la Industria, espera que los casos de esta quinta ola comiencen a estancarse.

Variantes como alfa y delta llevaron a repunte de contagios de covid-19 en Guatemala, los casos graves saturaron los hospitales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El médico señala que hay una notable diferencia a cómo se comportaba el virus al comienzo de la pandemia a cómo lo hace en la actualidad. “Hemos visto una diminución en la severidad del cuadro respiratorio, con la variante delta la severidad era mayor, la mortalidad actualmente es más baja. Si bien es más contagiosa, el número de pacientes que necesita ser ingresados o ser intubados también es menor”, indica.

¿Síntomas de gripe?

Se ha observado que ómicron y sus subvariantes tienen mayor afinidad en las vías respiratorias superiores, por lo que hay una mayor carga viral, de esa cuenta, son más contagiosas. Variantes como delta provocaban un deterioro respiratorio acelerado, y afectaba a nivel pulmonar, lo que por ahora no se registra.

Con ómicron y las subvariantes los síntomas identificados se asemejan a los que provoca la gripe, como dolor de garganta, cuadros de rinitis, cefalea, malestar general. La pérdida del olfato ya no es tan frecuente, como tampoco lo es la dificultad para respirar, como sucedía con anteriores variantes cuando la posibilidad de paciente con un cuadro grave era elevada.

Así como los signos de la enfermedad son otros, hay medicamentos que han caído en desuso para el tratamiento de los pacientes ambulatorios, como la ivermectina e hidroxicloroquina. En enfermos graves la utilización de esteroides y medicamentos para evitar coágulos – tromboprofilaxis- e intubación mecánica en casos que lo amerita, no ha variado.

La vacuna es necesaria

La doctora Nancy Sandoval, presidenta de la Asociación Centroamericana y del Caribe de Infectología -ACECAI-, menciona que no hay duda de que la aparición y diseminación de las subvariantes BA.4 y BA.5 tengan un impacto en esta escalada de casos de covid, que aún no alcanza el pico máximo de la quinta ola. Estas escapan de la inmunidad adquirida por infección previa o vacuna y son, por tanto, más contagiosas, sin embargo, en personas que tienen las tres dosis de la vacuna contra el covid-19, el biológico cumple con su objetivo principal que es evitar gravedad, complicaciones, hospitalización y la muerte.

La vacuna contra el covid-19 protege de enfermedad grave, de hospitalización y de la muerte. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El virus lo que ha hecho hasta ahora es sobrevivir, mutar y conseguir evadir de alguna manera la inmunidad natural o vacunal. Si bien el período de incubación se acortó y se encuentra entre tres y cinco días, el mecanismo de contagio no ha cambiado desde que se dieron los primeros casos en Wuhan y predominantemente es respiratorio.

Sandoval indica que los síntomas principales como moqueo nasal, dolor de cabeza y garganta, tos persistente y estornudos siguen siendo los cinco síntomas más comunes entre las personas que han tenido covid luego de recibir dos o más dosis de la vacuna y son muy similares a las manifestaciones de anteriores subvariantes.

En personas que no han sido inmunizadas los signos más frecuentes son dolor de cabeza y de garganta, moqueo nasal, fiebre y tos persistente. La infectóloga menciona que molestias como la voz ronca, nariz taponada, cansancio, dolores musculares, náuseas, diarrea, dolor de oídos, hinchazón de cuello subieron en el ranking de síntomas de la enfermedad.

Reinfección se acorta

Los casos de reinfección se han dado a lo largo de la pandemia, pero al principio se hablaba de hasta seis meses de protección por inmunidad natural, actualmente el período es mucho más corto, una persona puede volver a contagiarse luego de un mes o dos de haber enfermado de covid.

Si bien estar vacunado no evita que las personas se contagien de coronavirus, como tampoco lo hará si en algún momento se infectaron, estas si protegen de tener un cuadro severo, aún ante las nuevas variantes. Choché refiere que la mayoría de los pacientes hospitalizados en el Hospital Temporal del Parque de la Industria por complicaciones respiratorias son los no vacunados, también hay casos de personas con alguna enfermedad de inmunosupresión o que compromete su sistema inmune de alguna forma.

“Las vacunas tienen aún eficacia muy buena para gravedad y evitar complicaciones por lo que insistimos en que se intensifique la campaña de vacunación para que las coberturas de primer y segundo refuerzo en los mayores de 50 años y personas con factores de riesgo o vulnerables puedan ser alcanzados para minimizar el riesgo de complicaciones y mortalidad”, dice Sandoval.

Recibir las dos dosis de la vacuna contra el covid-19 y los refuerzos es la principal medida para evitar la propagación del virus y que este siga mutando. Es importante continuar con el uso de mascarilla, el lavado de manos o uso de alcohol en gel y el distanciamiento físico, acciones necesarias en este momento en que se observa un incremento de casos, y que con estas nuevas subvariantes de ómicron las personas pueden creer que sus síntomas son gripales y pasen por alto que estén infectadas y diseminen el virus.

Fuente: prensalibre.com

Carlos Insurance Services

ADS

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: