Inicio » World » China advierte uso de la fuerza contra Taiwán
World

China advierte uso de la fuerza contra Taiwán

Reforzar la seguridad y al ejército son las prioridades del presidente de China, Xi Jinping, para mantener a la potencia como líder político y económico en el mundo, plan en el que reivindicó que jamás abandonará el uso de la fuerza contra Taiwán en su intento por reunificar al país.

A más de dos meses de las disputas con Estados Unidos y Taiwán, el líder asiático aprovechó el XX Congreso del Partido Comunista para afianzar su postura en torno a la supuesta independencia de la isla y advirtió que es uno de sus principales problemas, pero que sólo Beijing resolverá, al criticar la injerencia.

“Nunca nos comprometeremos a renunciar al uso de la fuerza”, aseveró en torno a la soberanía ante miles de delegados del partido en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, en el que se mantuvieron severas medidas restrictivas por la pandemia de Covid-19.

Y garantizó la reunificación de la isla como parte de su política de “una sola China” en una nueva era, lo que pareció un mensaje directo no sólo al gobierno de Tsai ing-wen sino al de Joe Biden, que prometió defender a Taiwán; pero China refrendó su postura, luego de semanas de tensiones en agosto pasado, pues en su lucha por recuperar la zona, que asegura que le pertenece, están listos para recurrir a “medidas necesarias”, según su estrategia militar, lo que implica posibles despliegues y un asalto por la fuerza.

En un discurso que se prolongó por casi dos horas y que fue interrumpido en varias ocasiones por los aplausos de la multitud, Jinping insistió que el único destino para la isla es la reunificación.

Agregó que ese régimen jamás permitirá actos separatistas, ni mucho menos injerencia de algún gobierno extranjero, en respuesta a las presiones de países que insisten en mantener lazos diplomáticos con líderes taiwaneses, pues recalcó que sus fuerzas armadas están preparadas para cualquier escenario al llamar a sus aliados a “resistir vientos fuertes, aguas turbulentas e incluso tormentas”, hecho que contrastó con su llamado a aceptar las críticas.

Sin embargo, no advirtió cuál será la respuesta, pero que recuerda que en meses pasados desplegó a sus fuerzas aéreas y terrestres para intimidar a la isla, mientras en el mundo hay otras disputas como las amenazas nucleares de Rusia contra Ucrania y hasta de Norcorea.

Horas después, la oficina de Tsai ing-wen recordó a la potencia que los taiwaneses rechazan su dependencia de China y ratifican su política de respeto mutuo, siempre y cuando el régimen asiático no interfiera en la soberanía nacional.

Pero las declaraciones del líder chino no se centraron únicamente en la isla, pues también tienen eco en Hong Kong, territorio en el que persisten las protestas contra el régimen, lo que ha generado inquietud mundial por la represión y abuso contra los derechos humanos, hecho que Beijing desmintió al sostener que su gobierno respeta y vela por la democracia en la zona, misma que, explicó, ya dio el paso a la “gobernabilidad”, a casi tres años de las manifestaciones masivas.

Ante este escenario mundial, el régimen aseveró que su objetivo es modernizar a las fuerzas armadas del país para saber responder a conflictos y a la vez impulsar el desarrollo económico y social, como engranajes de su gobierno, lo que expone sus intenciones de ampliar su gestión, la cual que inició en 2012.

No obstante, el líder oriental no dejó en claro si pretende confirmar un tercer mandato, pero adelantó que estos cambios son parte de una estrategia de un plan de cinco años contra el autoritarismo y la hegemonía.

En el proceso en el que el partido prevé ajustes constitucionales y la designación de un nuevo Comité Central, Xi se mantendría como secretario y líder de la Comisión Militar Central comunista.

Además, Jinping externó ante militantes comunistas que parte del plan se enfoca en el rejuvenecimiento y la modernización, sin perder el papel histórico que ha mantenido China, específicamente contra Occidente, esto a unos días de que EU reconociera a esa potencia, según su estrategia de seguridad, como la única competencia a nivel mundial.

El mandatario también aplaudió los esfuerzos para contener la pandemia en su estrategia “Covid cero”, que el mundo consideró severamente estricta.

Recalcó que su planificación fue certera para mantener bajos los niveles de mortalidad a causa del SARS-CoV-2, que se detectó por primera vez en el mundo en China, al poner la vida de la población por encima de todo, hecho que también ayudó a atender otras prioridades como el impacto económico, a diferencia de otras naciones.

Y ante un foro abarrotado declaró “protegimos la salud y la seguridad de la gente en la mayor medida posible”, un revés a las críticas contra su régimen por cuarentenas forzadas a más de dos años de la lucha contra el virus, como el cierre prolongado por hasta dos meses en Shanghái, debido a pequeños brotes.

Fuente: razon.com.mx

Carlos Insurance Services

ADS

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: